Chalets

Si hay un tipo de vivienda que está relacionada con la idea de espacio, de grandes sumas de dinero para su adquisición, y de beneficios de los cuales no gozan los inquilinos que habitan en pisos, son los chalets. Y es que al tratarse de grandes edificaciones unifamiliares, suelen contar con jardín, varias habitaciones, baños, un garaje, terraza, e incluso, en algunos casos, piscina. Seguramente ya os estaréis imaginándola como el hogar de vuestros sueños, y sí, quizás por sus características lo sea, sin embargo, puede que os desanime un poco el tema del precio durante la compra.¿Quieres recibir más información?

Los invitamos a que no desistan, y nos acompañen durante esta nota ya que os hablaremos de una alternativa igual de buena y accesible: los chalet en alquiler.

El mercado de alquiler de chalets

¿Sabíais que en los Estados que conforman la unión europea, el alquiler de estos inmuebles es una de las primeras opciones? ¡Es así! Para el 2009 el 57% de la población se decidió por arrendar estos tipos de viviendas. Más específicamente en España, el 64,6% tiene como preferencia los pisos, dejando el 21,1% a los chalets adosados o a los pareados. Esta cifra no deja de ser significativa, pues con el paso del tiempo, muchos de vosotros habéis escogido los chalet para alquilar como su opción favorita para el verano. Y es que ¿a quién no le gusta disfrutar de las vacaciones en familia? Años después, durante el 2016, una popular inmobiliaria del país decidió realizar una investigación para conocer cuál de todas las clases de vivienda sería el hogar ideal para los españoles. ¿Qué arrojó los resultados? Que entre los participantes de 25 a 65 años, existía un deseo de habitar un inmueble unifamiliar, que abarcara aproximadamente 167 m², que tuviera además, 3 baños, y 4 habitaciones. Lo cual hace que la vivienda de los sueños de algunos de ustedes sea, por supuesto, los chalets. Conociendo esta necesidad que existe, es que muchos sitios web e inmobiliarias, se dedican al alquiler de chalets. Para ello, bastará que coloquéis en vuestro buscador de preferencia “chalet en alquiler baratos”, “casa chalet alquiler”, “se alquila chalet”, “busco chalet en alquiler”, “alquilo chalet”, por daros algunos ejemplos.

Ventajas de alquilar chalets frente a comprar chalets

Ya que como estas viviendas cuentan con características tan particulares, es que su adquisición está relacionada a los precios elevados, sobre todo si deseáis una en urbes como Madrid e incluso, Barcelona. Por lo que en su alquiler, podéis encontrar una opción rentable y accesible que os ofrezca el mismo espacio y las comodidades que podríais tener comprándola, sólo que a un costo menor. El alquiler chalet independiente no deja de ser una buena alternativa a la compra, ya que os permitirá tener disponibilidad de dinero para afrontar imprevistos financieros, si se presentan. Además, que supone una elección llamativa para quienes deseen cambiar de ambiente. No necesariamente tiene por qué ser una decisión definitiva, probad por ejemplo, alquilándola para vuestras vacaciones, y después decidiros. No por nada, los españoles deciden arrendar este tipo de viviendas en verano.

Recomendaciones a la hora de alquilar chalets

Como deseamos que viváis una experiencia positiva durante vuestro alquiler de chalets, os hemos recopilado una serie de recomendaciones para cuando os decidáis arrendar uno de estos espacios: Principalmente, es necesario que tengáis presente vuestras necesidades, porque existen chalets que pueden llegar a tener hasta 5 baños. En este sentido, si vuestra familia no es tan numerosa, puede que os ahorréis más dinero si alquiláis un chalet con menor cantidad de habitaciones. No os hagáis con la idea de subarrendar habitaciones si os sobran, pues eso puede hacer que tengáis inconvenientes con el arrendador. A menos, claro, que dentro del contrato esté abierta esa posibilidad. Pedid fotografías actuales si no podéis visitar el espacio. Lo recomendable es que antes de alquilarlo, podáis verlo con vuestros propios ojos para que sepáis cuál es su estado de conservación y cómo lo estaréis recibiendo, a fin de reparar únicamente las cosas que os correspondan como inquilino, ya que el mantenimiento debe correr por parte del propietario.

Todo lo que tienes que saber sobre el alquiler de chalets

Los chalets, al igual que las casas, los pisos, u otro tipo de vivienda, requieren de una serie de papeleos y pagos. Antes de alquilar uno, lo primero que debéis solicitar a la agencia inmobiliaria o al arrendador, es una copia del certificado energético. ¿Por qué? primero, porque está establecido por la ley, y segundo, porque al ser una vivienda con varias habitaciones, y baños, necesitaréis tener un estimado de los gastos relacionados a los servicios de electricidad, o gas. En este sentido, sabréis si está dentro de vuestras posibilidades alquilar un chalet. No obstante, es necesario que conozcáis que existen excepciones con respecto a este certificado, como por ejemplo, que no tiene por qué ser obligatorio si el período de arrendamiento es menor a 4 meses. Adicionalmente, existe una serie de requisitos que os pedirán para que podáis alquilar el inmueble, así que no os sorprendáis. El más común, es la nómina y el contrato de trabajo. De esta forma, el casero podrá comprobar que estáis en capacidad de pagar el costo establecido y que tenéis una fuente de ingresos estable. Otra alternativa sería un aval bancario, para evitar impago, o también, un depósito adelantado. Si gozaréis por ejemplo, de piscina, es necesario que conozcáis quién va a asumir los gastos que este servicio implique. Haced todas las preguntas que necesitéis cuando os reunáis con el arrendador o con la agencia inmobiliaria. Pasado el tiempo, si consideráis que ha llegado el momento de decirle adiós a vuestro chalet, lo que tenéis que hacer es avisar con un mes de antelación, con el fin de evitar penalizaciones.

Planteamiento principal (Que chalets necesitamos?)

Uno de los primeros aspectos que tenéis que considerar sobre el alquiler de chalets es que existen los pareados y adosados. Más allá del número de habitaciones, o de los servicios que ofrezcan, conocer la diferencia entre ellos os ayudará a determinar cuál de ellos necesitáis. Seguramente el nombre del primero de ellos ya les dé una idea. De todas formas, el pareado consiste en dos chalets juntos, es decir, uno muy próximo al otro, mientras que los adosados, son una especie de comunidad de chalets, lo que quiere decir que es una calle llena de ellos, uno al lado del otro. En este sentido, ¿Cuál necesitáis? Esa respuesta sólo podréis responderla de acuerdo a vuestras necesidades. Si sois de los que le gusta mucho la tranquilidad, y los espacios silenciosos, pues tal vez no os gustarán los adosados, ya que podréis escuchar en ocasiones a vuestros vecinos, de lado y lado. No obstante, si eso os hace sentir parte de una comunidad, y os da una sensación de seguridad, quizás optaréis por estos.

Selección de las principales opciones de alquiler

Una vez que hagáis una lista de cuáles son vuestras necesidades y prioridades, la agencia inmobiliaria os ayudará a dar con el chalet indicado. Si tomáis esta búsqueda por vuestra cuenta, esto también os permitirá conocer bien vuestras opciones, ir permitir que vayáis descartando, hasta que sólo queden las que más os gusten. Luego de ello, podréis proceder a visualizarlas, para finalmente tomar una decisión final.

Mantenimiento de los chalets

¡No os asustéis! Que el chalet sea una vivienda que os ofrezca muchas de las comodidades que quizás no os posibilitan los pisos, no quiere decir que su mantenimiento sea una tortura. Lo normal es que para que el alquiler de chalets no sea muy complicado, es que los gastos sean compartidos. No obstante, los que tienen relación al mantenimiento corren por cuenta del casero, ya que permitirá que la vivienda sea habitable. Sin embargo, si por ejemplo, dañáis la cocina por mal uso, tendréis que costear su reparación.

Servicio de atención durante el alquiler

Contaréis con este servicio de atención el tiempo que estéis alquilado, esto con el fin de que vuestra estadía sea lo más placentera posible. Gracias a esto, podréis realizar consultas con el propietario o agencia inmobiliaria, y mantener una relación que vaya un poco más allá del simple pago.

Servicio de atención después del alquiler

Una vez finalizado el alquiler del inmueble, el casero pasará a supervisar el estado en el que se entrega el chalet.