Fincas

El mercado vacacional es bastante extenso en cuanto a viviendas se refiere. Y es que a quién de vosotros no les parece llamativa la idea de cambiar de escenario, de ambiente, y de lugar, durante lo que para algunos quizás sea el momento más esperado del año: el verano, o incluso, las navidades. Para este tipo de festividades, y épocas donde el ocio y el descanso predominan, no hay mejores inmuebles que las fincas. Como tal vez consigáis en ellas el mismo encanto que nosotros vemos en este tipo de casas, es que tanto en nuestro directorio como acá os dejaremos información sobre lo que debéis conocer para arrendarlas.¿Quieres recibir más información?

El mercado del alquiler de fincas

El mercado de alquiler de fincas es extenso, sobre todo porque hay quienes lo utilizan como viviendas recreacionales, o con un fin más definido, como lo es la ganadería. Las hay con piscinas, o sin ellas, por lo que en buena medida podéis dividirlas en fincas rústicas y urbanas. Lo que sí es seguro es que diariamente se realizan consultas en internet con respecto a este tipo de inmuebles. Las que llevan la delantera, sin duda, son las rústicas, porque son las que pueden ofreceros una experiencia rural, de uso turístico, de escapada de fin de semana, y de fines agrícola o de ganadería. En este sentido, os invitamos a consultar esta sección en nuestro directorio, ¡seguro que conseguiréis lo que estáis buscando!

Ventajas de alquilar fincas frente a comprar fincas

En palabras del ingeniero agrónomo, Gonzalo Brezmes, la inversión en fincas rústicas destinadas a la actividad ganadera y de cultivo, tienen un encanto que por el momento no lo tienen las acciones de adquirir un terreno, construir en él una vivienda, para luego, venderla. Si sois emprendedor, seguramente esta idea de crecimiento que ha llegado para este sector desde 2017, os resultará llamativa, y lo cierto es que sí lo es, porque os ofrecerá posibilidad de contar con estabilidad económica para poder reaccionar ante inconvenientes. La ventaja de alquilar estos inmuebles ante la opción de comprarlos, os permitirá ahorrar dinero, ya que la compra de estas viviendas os puede acarrear préstamos. Si por el contrario, no empleáis estos destinos con fines de producción, sino como recreación ocasional y en tiempos vacacionales, la posibilidad de alquiler frente al de compra suena mucho más atractiva, sobre todo porque tendréis que olvidaros de los aspectos de mantenimiento de la casa, y de la compra de muebles.

Recomendaciones a la hora de alquilar fincas

Para que no paséis malos ratos al momento de hacer el alquiler de alguna finca, os daremos un par de recomendaciones que garantizarán vuestro disfrute, y os alejarán de los estafadores. Primero, aseguraros que el anuncio tenga un número telefónico al cual llamar. No obstante, no os confiéis por completo, no basta sólo con hablar vía móvil con el arrendador. Realizad una cita con la persona para que esta os responda todas las incógnitas relacionadas a la vivienda, y para que además podáis ver el inmueble. Segundo, no realicéis un pago a modo de “reservación” a menos que ya os hayáis puesto en contacto con la agencia inmobiliaria o con el casero, y hayáis firmado personalmente el contrato.

Todo lo que tienes que saber sobre el alquiler de fincas

Si vuestro interés por arrendar una finca rústica reside en el hecho de que tenéis pensado producir en ella, tenéis que saber que cerrar el trato variará dependiendo de algunos factores. El más fundamental es que no todo el proceso será siempre igual, esto variará en relación a si se trata de una comunidad autónoma. En el caso de tratarse de una finca ubicada en Aragón, por poneros un ejemplo, tendréis que registrar el contrato en el registro público. Las fincas rústicas con fines de explotación suelen ser alquiladas al menos, durante 5 años. Si en vuestro deseo de producción, consideráis que existe una oportunidad en el mercado que podéis aprovechar subarrendando la finca, ¡cuidado! Habladlo primero con el casero, y consultad si podéis hacerlo. Esto a fin de evitar perder el contrato. Adicionalmente, debéis conocer que el trato pautado puede llegar a su fin por ambas partes. Se puede llegar a un acuerdo por los involucrados, pero, de no ser así, vosotros podréis finalizarla al cierre del año agrícola, siempre y cuando hayáis dado el aviso un año antes. En el caso contrario, el arrendador podrá terminar el contrato por varias razones, entre las cuales puede figurar: fin como resultado de no que habéis pagado, si ve que no estáis cumpliendo con la finalidad para la cual fue alquilada la finca, o si habéis realizado grandes daños al inmueble. Muchos de estos aspectos también aplican si buscáis arrendar fincas con fines recreacionales, lo único es que los requisitos para ello serán más sencillos, y parecidos a los de una casa: fijo os solicitarán vuestra nómina, y contrato de trabajo, para dar fe que podréis haceros cargo y pagar por el alquiler del inmueble. Planteamiento principal (Que fincas necesitamos?) Más allá del tamaño o color de la finca, debéis tened presente como aspecto principal la incógnita de ¿para qué vais a utilizad este tipo de vivienda? Una vez contestado esto, sabréis si requieres de una finca urbana o de una rústica. Además de si queréis arrendar una con piscina, u otros comodidades vacacionales, si este fuera el caso, y de cuántas personas habitarán el inmueble durante vuestra estadía. Esto hará que tengáis una idea de qué necesitaréis arrendar.

Selección de las principales opciones de alquiler

Una vez que hayáis definido esto, os resultará más sencillo dar con la opción acertada en nuestro directorio, para que luego procedáis con el contacto directo, el contrato y todo lo demás que implica el alquiler. ¡Sólo debéis realizad una lista mental o escrita con la finalidad y vuestros requerimientos!

Mantenimiento de las fincas

En cuanto al mantenimiento de la finca, dependerá de ambas partes, sin embargo, en ella influirán algunos factores. Si vuestro fin como inquilino es la producción, debéis mantener el terreno en condiciones aptas para explotarlo. Pero si vuestro fin es la recreación, las fincas deberán estar habitables como resultado del mantenimiento del arrendatario. De necesitar hacerse reparaciones, se realizarán, pero únicamente en los períodos de tiempo donde no perturbe vuestras acciones. Si por el contrario hay algún daño como producto de la mala utilización y empleo, tendréis que correr vosotros mismos con ese gasto a fin de mantener la finca como la conseguisteis en un principio.

Servicio de atención durante el alquiler

Al estar habitando un inmueble como inquilino, gozaréis de todos los beneficios y obligaciones que eso supone, es precisamente por ello, que estará también incluido en los servicios, la atención durante el arrendamiento. Podréis contactar al casero o a la agencia inmobiliaria a fin de solventar dudas, hacer sugerencias, realizad los pagos, etc.

Servicio de atención después del alquiler

Una vez concluido el alquiler de la finca, o las fincas, el arrendador pasará a supervisar que todo está en orden en el inmueble. De ser positiva su impresión, podéis manteneros en contacto, por si requerís en otro momento de sus servicios durante el futuro.